.

.

jueves, 18 de abril de 2013

¿Quien descubrio el punto G?

Tu comentario aquí
El punto G debe su nombre al apellido de su descubridor, Ernst Gräfenberg. A comienzos de los años sesenta, este ginecólogo alemán describió durante sus investigaciones una pequeña zona en la pared anterior de la vagina que, al ser estimulada adecuadamente, hace que la mujer alcance rápidamente un orgasmo.
En concreto, el escurridizo punto (aunque muchas mujeres aseguran que no son capaces de localizarlo) es una superficie del tamaño de una moneda y se halla a medio camino entre el hueso pubico y el cuello uterino, a unos 5 mm de la abertura vaginal. 
Descubrir el Punto G, sin embargo, no es una tarea fácil, por lo que algunas mujeres llegan a creer que no lo poseen. Aquellas que sí lo han encontrado, dicen disfrutar mucho la posición de “perrito” durante el acto sexual, ya que le permite al pene del hombre, un mejor acceso a la pared del frente de la vagina, donde se encuentre dicho punto. Una presión firme, un ritmo rápido y mucha fricción, facilitarán el logro del orgasmo del Punto G.
No obstante, algunos sexólogos opinan que hay pocas evidencias anatómicas, bioquímicas y psicológicas que avalen la existencia de tal punto erógeno y que, por tanto, estamos ante un mito sexual.

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.