.

.

domingo, 28 de abril de 2013

Que es un masaje tahilandes

Tu comentario aquí

Para la medicina tailandesa, la energía circula por todo el cuerpo a través de una líneas de energía llamadas líneas Sen. Estas líneas (en total unas 72.000 aunque sólo 10 son las principales) forman infinidad de canales energéticos que permiten a la energía fluir libremente.
Cuando alguna de estas líneas de energía se obstruye o “atasca” surge el problema. El trabajo del masajista tailandés es desbloquear las líneas y permitir que la energía vuelva a fluir correctamente o, mas preventivamente, ayudar a que los caminos energéticos estén siempre a punto.

¿Quién puede aprender masaje Thailandés?
Estas técnicas son convenientes para profesionales de la salud 
como doctores, enfermeras, masajistas e idealmente fisioterapeutas, que quieran ampliar sus habilidades, pero también para 
cualquier persona interesadas en aprender técnicas curativas a 
ser utilizadas con familia y amigos. También los practicantes y 
profesores de yoga encontrarán en esta técnica una herramienta muy valiosa para el complemento de su trabajo. 
Al haber sido conservada y desarrollada por monjes budistas en 
los templos, esta práctica tiene un componente espiritual basado en los principios budistas de la compasión (metta).


Beneficios para el receptor y el terapeuta
Actualmente en occidente la práctica del yoga es generalmente 
aceptada como un método para permanecer flexible y saludable. De la misma forma el trabajo corporal con el masaje tailandés nos puede aportar estos mismos beneficios. Los efectos más 
profundos de esta modalidad son la liberación de las tensiones 
corporales, la elongación de la musculatura y un estado profundo de bienestar y relajación. 
Algo sobresaliente sobre el masaje Tai es que quien ofrece la 
sesión también se está beneficiando con el tratamiento. Antes 
de iniciar la sesión el que ofrece la sesión centra su atención y 
conciencia en su trabajo. Derivado de las enseñanzas budistas 
de la compasión la práctica de esta disciplina es en realidad una 
meditación en movimiento. Durante la sesión el terapeuta es 
conciente de la forma en la que moviliza su cuerpo y en su respiración. Como resultado después de la sesión ambos pueden 
beneficiarse del efecto energizante así como relajante de este 
tratamiento. 
Beneficios para el terapeuta 
• Logra estirarse al adoptar ciertas posiciones 
• Mejora la respiración
• No requiere de mayor inversión económica (no se usa camilla, sábanas ni aceites)
• Puede alcanzar un estado de meditación y por lo tanto disminuir su propio estrés.

Diferencias entre masaje Tai y el tradicional en camilla
• No es necesario quitarse la ropa (se puede hacer en cualquier 
lugar).
• No se usa aceite.
• Es más beneficioso porque tiene una duración usual de 1.5 a 
3 horas.
• Tiene efectos más prolongados y posiblemente más profundos.
• Puede ser más intenso y fuerte (solamente en caso necesario 
y según el nivel de tolerancia del cliente).
• Puede ejercerse un mayor estiramiento muscular durante la 
sesión lo cual mejoraría la flexibilidad general y por tanto la 
postura.

Recomendaciones en relación 
con la colchoneta
Existen muchos tipos de colchones que se recomiendan para 
realizar una sesión de masaje tailandés. Hay ciertas características 
importantes que se deben de tomar en cuenta para que éste 
cumpla su objetivo de manera más efectiva:
• Grosor: para protejer tanto el cuerpo del cliente como del 
terapeuta es ideal utilizar un grueso aproximado de dos pulgadas.
• Firmeza: un colchón semifirme es preferible a uno demasiado blando.
• Proporciones: 2.00 mts de largo x 1.50 de ancho es recomendable, menores dimensiones podrían dar problemas 
para trabajar la posición de medio lado.
• Peso: un colchón liviano y plegable puede facilitar el transporte y se puede guardar en un lugar pequeño.


Mitos relacionados con el 
masaje Tailandés
• El masaje Tai es más extenuante para el terapeuta.
• El terapeuta debe de estar en buena forma para aplicarlo.
• Personas muy pequeñas tienen dificultades.
• Se tiene que practicar yoga o meditación para hacerlo.
• El masaje tai es frecuentemente doloroso.
• Mis clientes son muy frágiles para recibir este masaje.
• No puedo ganarme la vida haciendo Tai.
• Ofrecer este servicio es muy complicado.
• Aprender esta técnica es muy costoso y toma mucho tiempo





0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.