.

.

domingo, 3 de marzo de 2013

Qué Ahorra Usted con el Cambio de Hora el 31 de marzo

Tu comentario aquí

Para entendernos: a las dos de la madrugada del próximo domingo, 31 de Marzo, tendrá usted que cambiar todos sus relojes a las tres. Es decir, habrá que adelantarlos una hora durante la noche que va del sábado al domingo.
La hora se cambia fundamentalmente para ahorrar energía. Al menos, esa es la explicación oficial. Los primeros escarceos se hicieron durante la Primera Guerra Mundial, pero no fue hasta la crisis del petróleo de la década de los setenta del siglo pasado cuando empezó a generalizarse el cambio de hora en los países más desarrollados.
El objetivo es adaptarse a los cambios de luminosidad y usar menos la electricidad al aprovechar mejor la luz natural, la del sol. Ahí es donde radica la polémica, porque se cuestiona si el ahorro (en caso de que lo haya) compensa los trastornos y si no sería mejor eliminar el horario de invierno.


El siguiente cambio  ( al horario de Verano )  se producirá:

   El día 31 de marzo de 2013

   A las 2:00 de la mañana el reloj se cambiará a las 3:00 de la mañana

El anterior cambio  ( al horario de Invierno )  se produjo:

   El día 28 de octubre de 2012

   A las 3:00 de la mañana el reloj se cambió 2:00 de la mañana



  • El cambio de hora es una medida que se empezó a adoptar durante la Primera Guerra Mundial.
  • El establecimiento de las zonas horarias es mucho más reciente de lo que se suele pensar. A finales del siglo XIX existían un gran número de horas oficiales, se podría decir que una por cada gran ciudad, la necesidad de una estandarización parecía evidente, por lo que, en 1870 Sir Sandford Fleming, un ingeniero de ferrocarriles canadiense, se planteó trazar un plan para establecer un sistema horario estándar. 
Un estudio hecho en Elmundo.es en el año 1996 no ayudó a entender algo más este protocolo.
En qué ahorramos. 
En verano amanece antes y los días son más largos. Con el cambio horario, se hace coincidir el inicio de la jornada laboral con la aparición del Sol para ganarle una hora a la noche. De esta forma, se aprovecha más la luz natural con el consiguiente ahorro de energía. Ese ahorro significa en España unos 640 millones de kilowatios/hora, equivalentes a 11.490 millones de pesetas, aproximadamente.
El paso al horario de verano, aunque usted no lo perciba, supone un cambio en sus hábitos y costumbres cotidianas y un ahorro para su economía familiar.

La consecuencia más inmediata para usted es que el próximo domingo dispondrá de una hora menos para salir por la noche o para dormir. Cambie su despertador si no quiere llegar tarde a cualquier cita el domingo por la mañana.
Reducción en la factura de la luz: encenderá las luces de la casa una hora más tarde. Los estudios realizados sobre valoraciones estimadas en comportamientos individuales revelan que en el conjunto de los hogares españoles (12.550.000) se ahorra una hora de consumo de cuatro bombillas de 60 watios durante los seis meses de la temporada de verano. Es decir, si ahora cuando usted llega a casa por la tarde-noche tiene que encender la luz, dentro de una semana dejará de hacerlo, ya que anochecerá más tarde. Por tanto, se produce un ahorro de 550 millones de kilowatios/hora que cuestan 10.180 millones de pesetas. Por término, medio en los seis meses de temporada de verano se produce un ahorro del 5% en el consumo de energía eléctrica.
Ahorrará en calefacción, ya que el sol calienta más horas. Radiadores y estufas estarán menos tiempo en funcionamiento.
Si usted tiene aire acondicionado o si trabaja en una oficina, el cambio horario produce un ahorro añadido. El cambio de una hora de la tarde por una de la mañana, de temperatura más fresca, significa que se precisa menos aire acondicionado para enfriar un edificico o una vivienda. El ahorro de electricidad es de 90 kilowatios/hora, que cuestan 1.310 millones de pesetas: un 3% del consumo eléctrico de las oficinas y comercios del país.
Cambios en su comportamiento. Aunque se trata de una variación de sólo 60 minutos, algunos expertos consideran que afecta negativamente sobre el cuerpo humano. Los niños y los ancianos son los más perjudicados al tener que variar su ritmo de vida (sueño, comidas, etc); incluso hay quien asegura que el mayor grado de luz natural puede provocar estados más animosos en las personas. Realmente, según la opinión de expertos en psiquiatría, este hecho no se ha podido demostrar. 
Su vida doméstica variará. Usted tiene más tiempo para estar en la calle. Por ejemplo, si ahora anochece a las 20,00 horas, a partir del 31 de marzo el sol se pondrá a las 21,00 horas. Como consecuencia tiene una hora más de luz solar para disfrutar de la calle tras la jornada laboral. Aumenta el negocio de terrazas, polideportivos, etcétera.
Usted se enganchará más tarde a la televisión, posiblemente pasadas las 20,30 horas, consecuencia directa de tomar la calle entre el fin del trabajo y la cena en casa. Los expertos en medición de audiencias ven como el horario Prime Time - de máxima audiencia- cambia. Y finalmente, las cadenas claudicarán ante el calor del estío y se verán obligadas a cambiar la programación de esa franja horaria en función del cambio de audiencias.



0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.