.

.

lunes, 22 de octubre de 2012

5 Leyes humanas estupidas

Tu comentario aquí


Uno de los trabajos más divulgados de Carlo M. Cipolla es su breve análisis económico, demográfico e histórico de la estupidez humana que publicó en su libro "Allegro ma non troppo" de 1988.



La humanidad se encuentra -y sobre esto el acuerdo es
unánime- en un estado deplorable. Ahora bien, no se trata de ninguna novedad. Si uno se atreve a mirar hacia atrás, se da cuenta de que siempre ha estado en una situación deplorable.
El pesado fardo de desdichas y miserias que los seres humanos deben soportar, ya sea como individuos o como miembros de la sociedad organizada, es básicamente el resultado del modo extremadamente improbable -y me atrevería a decir estúpido como fue organizada la vida desde sus comienzos.
Desde Darwin sabemos que compartimos nuestro origen con las otras especies del reino animal, y todas las especies -ya se sabe- desde el gusanillo al elefante tienen que soportar sus dosis cotidianas de tribulaciones, temores, frustraciones, penas y adversidades. Los seres humanos, sin embargo, poseen el privilegio de tener que cargar con un peso añadido, una dosis extra de tribulaciones cotidianas, provocadas por un grupo de personas que pertenecen al propio género humano. Este grupo es mucho más poderoso que la Mafia, o que el complejo industrial-militar o que la Internacional Comunista. Se trata de un grupo no organizado, que no se rige por ninguna ley, que no
tiene jefe, ni presidente, ni estatuto, pero que consigue, no
obstante, actuar en perfecta sintonía, como si estuviese guiado por una mano invisible, de tal modo que las actividades de cada uno de sus miembros contribuyen poderosamente a reforzar y ampliar la eficacia de la actividad de todos los demás miembros.

  • Italia no se queda atrás. El país es en parte conocido por sus polémicas leyes, como la reciente que se aprobó en Roma de no comer ni beber en las calles. Pero las hay incluso más impactantes. En Tropea, al sur del país, la normativa dicta prohíbe a las mujeres «gordas, feas o poco atractivas mostrarse desnudas en la playa». ¿La razón? Según el gobierno municipal, «sólo las mujeres jóvenes cuya belleza permita glorificar el cuerpo femenino» tienen este derecho.


  • Según publicaba hace un par de años «The Times», en Reino Unido está prohibido morir en el Parlamento. Y no sólo eso. En este país, se considera una traición poner al revés un sello de correos en el que aparece una imagen de la monarquía británica.


  • En Bahréin, un médico puede examinar los genitales de una mujer, pero cometerá una ilegalidad si mira a ellos directamente durante el examen. ¿La solución? Verlos a través de un espejo.


  • Y seguimos con las «animaladas»: En Francia está prohibido bautizar a tu cerdo con el nombre de Napoleón.


  • En París, la villa del romanticismo por excelencia, está prohibido besarse en los andenes del tren.

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.