.

.

sábado, 5 de mayo de 2012

Una 'Superluna' con lluvia de estrellas del Halley

Tu comentario aquí

Esta noche hay sesión doble. Los aficionados a observar el cielo pueden elegir entre recrearse con la visión de la superluna, la Luna más grande de todo el año, o esperar a pedir un deseo ante el paso de la lluvia de estrellas más importante de la primavera, las Eta-Acuáridas, procedentes del cometa Halley. Aquellos que no puedan o no quieran salir de su ciudad, donde contemplar el cielo es más complicado, tienen la opción de mirar la superluna, la luna más grande del año.

La próxima madrugada, a las 5.34 horas, el satélite se situará en su perigeo. Es decir, en la distancia más cercana a la Tierra, de 355.125 kilómetros. Hasta aquí todo normal, porque este fenómeno ocurre una vez al año. Pero el suceso se convierte en inusual al coincidir este acercamiento con la fase de luna llena. Es entonces cuando se forma la superluna, aproximadamente un 14 % más grande y un 30 % más brillante, un espectáculo no solo para la vista, sino que también tiene incidencia en las mareas, que serán hasta 15 centímetros más fuertes.

Lo que ocurrirá esta madrugada, sin embargo, adquiere el rango de extraordinario porque desde el momento exacto del perigeo (5.34 horas) a la fase de luna llena (5,36 horas) solo habrá una diferencia de dos minutos, un hecho absolutamente excepcional. Según los cálculos realizados por el astrónomo José Ángel Docobo, director del Observatorio Astronómico Ramón María Aller, la menor diferencia histórica se produjo el 25 de enero de 1709, con tres minutos de diferencia. De cara al futuro, algo parecido no volverá a ocurrir hasta el 16 de junio de 2296, con cinco minutos de diferencia. Ni antes ni después habrá una proximidad mayor como la que se vivirá esta madrugada.


Si se quiere algo más animado, la mejor opción es buscar en el cielo la lluvia de estrellas de lasEta-Acuáridas, procedentes del cometa Halley. Sin ser tan espectacular como las Perseidas(alcanzan 60 meteoros por hora en el hemisferio sur, menos en el norte, según la latitud), esta tormenta de meteoros puede ser muy hermosa, ya que parece salir de un punto, el radiante, que coincide con Eta, la estrella que les da su nombre, en la constelación de Acuario. Además, los fogonazos son muy rápidos; a velocidades de 66 km por segundo dejan residuos brillantes y persistentes.

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.