.

.

miércoles, 18 de enero de 2012

Los hombres con voz grave, menos “machos”

Tu comentario aquí


Abc.es

Las mujeres se sienten atraídas, por regla general -y vaya por delante que en gustos no hay nada escrito-, por los hombres de rasgos cincelados, altos y... con una sugerente voz profunda. Sin embargo, las apariencias engañan. Puede que no todos esos rasgos sean señal de masculinidad. Un nuevo estudio publicado en PLoS ONE sugiere que los varones con voces graves son una mala elección a la hora de tener descendencia, ya que poseen un menor número de espermatozoides. Una oportunidad para los chicos con voz atiplada.

El estudio, dirigido por el biólogo evolutivo Leigh Simmons de la Universidad de Australia Occidental, analizó a 54 hombres entre 18 y 32 años y a 30 mujeres de una universidad local, todos heterosexuales. Los investigadores registraron las voces de los varones y se las mostraron a las féminas para conocer cuáles eran sus preferencias. Como era de esperar, la mayoría de las mujeres escogieron las voces profundas como las más atractivas.

A continuación, los investigadores solicitaron a cada participante masculino una muestra de semen en el laboratorio. Cada muestra fue introducida en un sistema de análisis de esperma, que calificó la capacidad del mismo para nadar hacia el óvulo tras la eyaculación. También contaron el número de espermatozoides.

Testosterona, ni mucha ni poca

Los resultados del análisis mostraron que los hombres con voces más profundas producían eyaculaciones con menos espermatozoides que sus compañeros con voces agudas. La investigación sugiere que la relación entre los timbres profundos y una disminución de esperma puede ser una compensación evolutiva.

Características tales como la voz profunda, que tiende a ser asociada con el éxito y el dominio, compensa un bajo conteo de esperma. Mientras que la testosterona juega un papel importante en la creación de espermatozoides, el exceso puede afectar la producción de esperma. Eso sí, todos los recuentos de espermatozoides medidos en el estudio se encontraban dentro de parámetros saludables.

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.