.

.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Un peligroso velocirraptor con una pata lesionada

Tu comentario aquí

Esquema del esqueleto del nuevo dinosaurio hallado. | Scott Hartman.


Apenas pesaba 38 kilogramos pero era un excelente corredor y un temido dinosaurio. Paleontólogos de EEUU han desenterrado en Utah una nueva especie de velocirraptor, un género bien conocido por el público gracias al cine. Películas como 'Parque Jurásico' han hecho famoso a estos pequeños pero temidos dinosaurios, muy rápidos y astutos. Los ejemplares que vivieron en la Tierra eran, eso sí, bastante más pequeños que los que atormentaban a los protagonistas la película de Steven Spielberg. PLoS ONE describe esta semana las características de la nueva especie, bautizada como 'Talos sampsoni'.
El nuevo fósil pertenece al grupo de terópodos trodóntidos, pequeños dinosaurios bípedos cubiertos con plumas y con características comunes con los pájaros. Su evolución en el territorio que hoy es Américadel Norte ha suscitado durante mucho tiempo un fuerte debate entre los científicos debido, sobre todo, a la escasez de ejemplares encontrados. Estos temidos animales vivieron a finales del periodo Cretácico, hace unos 70 a 65 millones de años.
Uno de los aspectos más llamativos de este nuevo hallazgo es que la pata izquierda del animal presenta una lesión. Precisamente las garras curvadas de sus extremidades son uno de los elementos más característicos de los velocirraptores. Tienen forma de gancho y los paleontólogos creen que eran usadas para atacar y matar a sus presas.


Astutos dinosaurios

'Talos sampsoni' es el primer terópodo trodóntido encontrado en América del Norte en los últimos 75 años. Algunos miembros de este género figuran entre los dinosaurios más pequeños. Son considerados también unos animales muy astutos e inteligentes. Casi todos los fósiles encontrados hasta ahora estaban en Asia y 'Talos sampsoni' constituye la tercera especie hallada en Norte América del Cretácico tardío, según explican los investigadores que firman este estudio. El primero que se desenterró en América del Norte fue bautizado como 'Troodon'. 'Talos sampsoni' no es ni el trodóntido más grande ni el más pequeño de los desenterrados hasta ahora. Su esqueleto indica que era mucho más pequeño y esbelto que su primo 'Troodon'.
Lindsay Zanno, profesora de la Universidad de Wisconsin-Parkside y autora principal del estudio, cree que los miembros más primitivos del grupo eran herbívoros mientras que otros dinosaurios nacidos posteriormente, como 'Troodon' y 'Talos', probablemente se alimentaban también de otros animales.
Algunos ejemplares de dinosaurios trodóntidos hallados recientemente muestran que estos animales no sólo tenían una estrecha relación con las aves. También han encontrado indicios que evidencian un comportamiento parecido al de los pájaros, por ejemplo, la puesta de huevos o posturas para dormir similares a las de las aves.

Poderosas garras

El nombre griego con el que ha sido bautizado hace referencia tanto a su privilegiada naturaleza como a su condición de animal lesionado. El término 'Talos' proviene de la mitología griega y hace referencia al guardián de Creta, el gigante de bronce que ahuyentaba a los barcos invasores lanzándoles piedras. Era representado con alas y de él se decía que daba tres vueltas diarias a la isla. Su tobillo era su punto débil. La leyenda griega dice que murió cuando le quitaron el clavo de su tobillo que evitaba que se desangrara. El nuevo dinosaurio descubierto en EEUU también tenía plumas, debió ser un excelente corredor y resultó herido en una pata. Por otro lado, con el término 'sampsoni' los investigadores han querido homenajear al doctor Scott Sampson, investigador de la Universidad de Utah.
Los paleontólogos que firman este estudio explican que cuando examinaron el fósil detectaron anomalías en la segunda falange de su pata izquierda. Al principio, lo atribuyeron al hecho de que se trataba de una nueva especie pero pronto se dieron cuenta de que se trataba de una lesión. "Un ejemplar herido siempre tiene una historia que contar", explica Lindsay Zanno. Y es que la manera en la que el animal resultó lesionado puede ofrecer valiosa información sobre lo que hacía durante su vida y las funciones de sus patas.
Para analizar el fósil, se utilizó un escáner en alta resolución CT (tomografía axial computarizada), similar al que usan los médicos para examinar el cuerpo humano.
Zanno y su equipo barajan varias hipótesis sobre el origen de la lesión. Creen que 'Talos sampsoni' pudo sufrir una fractura en su pata o bien fue mordido por otro animal. Asimismo, señalan que la herida se infectó posteriormente y que el dinosaurio debió vivir con su pata lesionada durante bastante tiempo.
El ejemplar será exhibido próximamente en el nuevo Museo de Historia Natural de Utah (EEUU).

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.