.

.

domingo, 7 de agosto de 2011

Por qué los caramelos de menta nos transmiten una sensación tan fresca

Tu comentario aquí
Insensibles al frío... y a los caramelos.
¿Por qué los caramelos de menta nos transmiten una sensación tan fresca? La razón es tan sencilla como sorprendente: un canal iónico receptor de nuestras neuronas (los sensores de nuestro sistema nervioso), el llamado TRPM8, es activado tanto por las temperaturas bajas (inferiores a 26º C), como por el mentol, una sustancia contenida en la menta.El proceso de detección de las temperaturas en animales superiores es complejo e involucra un rango muy amplio. Recientemente se ha publicado un estudio en la revista Nature en el que se estudia la relación del detector TRPM8 con la sensación de frío ambiental. Se aportan datos que determinan que la deficiencia de este receptor en las neuronas implica una elevada disminución termo-sensitiva frente las bajas temperaturas.El procedimiento llevado a cabo fue la elección de ratas y ratones con déficit del receptor TRPM8, a los que se les aplicó una evaporación de acetona (que produce una intensa sensación de frío) en una pata trasera para medir respuestas agudas a la refrigeración. Los resultados demostraron que los ratones, a bajas temperaturas, mostraban una clara disminución de la capacidad para distinguir entre superficies frías y calientes.Las neuronas de los ratones con el mutante TRPM82/2 mostraban una sensibilidad solamente del 4% al frío, frente a otras especies de ratones con diferentes modificaciones en las fibras sensoriales intactas del nervio, que sí mostraban respuesta normal a los estímulos con temperaturas bajas. Se aplicó el mismo estudio frente a temperaturas calientes, pero en este caso no mostrando cambios relevantes.Los resultados obtenidos a partir de estos estudios han demostrado la importancia del receptor TRPM8 para la detección del frío tanto en animales como en humanos.D. Bautista, J. Siemens, J. Glazer y otros. “The menthol receptor TRPM8 is the principal detector of environmental cold”. Nature, vol. 448, 204-209 (2007).

0 comentarios:

Este Sitio Utiliza Cookies.Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Politica De Privacidad.